TEPUKO

Un viaje de saberes

Parque nacional Morrocoy

Es uno de los parques nacionales de Venezuela mas populares del país, con maravillosas islas y costas tropicales de fotografía, ademas de ello, al tratarse de un parque nacional su ecosistema se encuentra supervisado y protegido por el estado venezolano.

Ubicado en la parte mas oriental del estado Falcón y al norte de golfo triste, el parque nacional esta conformado por tierra firme, islotes y cayos. Partiendo desde el cerro chichiriviche que comparte con el la Reserva Nacional de Cuare que se encuentra contiguo a este.

En la zona costera continental se encuentran una gran extensión de manglares donde también se hacen paseos en Kayac a través de estos en ciertas zonas.

El parque nacional Morrocoy es refugio natural de estos reptiles que llevan su nombre ademas de otras especies endémicas de la región.

Los muelles para ir hacia los diferentes cayos e islotes se pueden hacer desde las poblaciones de Tucacas o Chichiriviche siendo la primera la mas cercana para los visitantes que provienen desde el centro del país.

El alquiler de lanchas se hace desde Tucacas o Chichiriviche, donde el dependerá de la época del año, la cantidad de pasajeros y hacia el cayo que te dirijas. Por lo que siempre es recomendable tener la información de antemano para poder disfrutar de la visita por el parque sin incovenientes.

Cayos e islotes del parque nacional Morrocoy

– Playuela

– Playuelita

– Cayo Alemán

– Mayorquina

-Cayo de Pescadores

– Playa Mero

– Punta Brava

– Boca Paiclás

– Boca Seca

– Los Juanes

– Bajo Caimán

– Tucupido

-Cayo Sal

En algunas partes podemos encontrar actividades como moto de agua, kayac entre los manglares, buceo, esqui acuático o la posibilidad de alquilar embarcaciones para poder dar un tranquilo bajo el sol tropical y las aguas turquesas.

Algunas islas tienen el acceso parcialmente o totalmente restringido por IMPARQUES, recordemos que después de todo, sigue siendo un parque y como tal se busca proteger la integridad de su fauna, flora y su ecosistema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba